BLOG DE PSICOPSIQUIS

Crecimiento personal después del abuso emocional

Explosión de amor narcisista (Fase 1: love bombing)

por | viernes, 25 octubre 2019 | 1 Comentario

Es posible que te estés preguntando: “¿Cómo me he enamorado de un narcisista?” Picopkillers, hay que tener claro que toda relación con un narcisista, psicópata o sociópata pasa por varias fases: love bombing, maltrato, triangulación y descarte. En este artículo voy a aclararte en qué consiste la primera fase: love bombing, la explosión de amor narcisista. Esta es la fase más importante porque es cuando caes rendido al “amor” de un trastornado mental. Vamos a ver su desarrollo y las distintas secuelas que va a provocar en ti.

Si aún tienes dudas, al final del artículo te dejo un consejo para que puedas verificar si tu pareja es narcisista, psicópata o sociópata. Sin más dilación, ¡vamos al turrón!

 

 

Las técnicas más usadas para enamorarte perdidamente

 

Los averiados cerebrales tienen un atractivo genuino. Son expertos en técnicas de seducción y saben muy bien como enganchar a sus víctimas. Suelen usar gestos sutiles pero sugerentes, que los convierten en irresistibles.

El trastornad@ mental empezará por mirarte mucho, por tocarse el pelo o chupar un bolígrafo mientras te hablan. (Sí, sí, bolígrafo en mano, aunque casi no sepa escribir, je, je, je).

La técnica del bolígrafo es muy usada por mujeres narcisistas. Suelen llevar siempre bolígrafo que se llevan a la boca de manera sugerente. Puede sonreírte cuando pases por delante. En caso de los hombres, pueden poner la voz muy grave para identificarse como “machos alfa”. Y creen que tú vas a pensar: “¡Qué machote es!”.

Te abrazarán o te tocarán la mano para sentir contacto corporal, aunque aún no haya confianza. Se solidarizarán contigo ofreciéndote ayuda desinteresada (sobretodo “desinteresada”) y tendrán detalles contigo sin venir a cuento para despertar tu interés.

A ell@s les encanta seducir a todas las personas, por eso dominan tan bien el arte de la seducción, aunque tengan el atractivo real de, no sé, algo muy poco atractivo. Son expertos en el arte de la conquista, y lo practican tanto que es casi imposible no caer en sus redes. Si te quieren conquistar, no siempre será porque te pretenda como su víctima, sino para validar lo realmente buen@ que es en el arte de la conquista (son una monada, vamos). Viven para ser el centro de atención y, encima, están convencidos de que lo merecen.

Normalmente, el primer interés en despertar es el sexual y con esto comienza la relación con el perturbado. Hay que aclarar que la relación es más parecida a la de un zorro y un conejo que a una relación humana del tipo que sea.

Esta etapa puede tener distintas duraciones y será más o menos intensa en función de la resistencia de la víctima y la dificultad de acceder a ella.

Los narcisistas y psicópatas integrados no matan a su presa, pero la parasitan como cualquier bicho viviente de este tipo hace con su huésped. Su ego es infinito (∞2), ell@s no te ven como un ser humano, sino como un objeto que puede ser o no de su uso y utilidad.

¿Qué posibilidades hay de que te enganchen en su juego? Todas.

 

 

Ya tiene tu atención, ¿ahora qué?

 

Para ser inmunes a estos ataques, hay que ser alguien que no les resulte interesante. Puede ocurrir porque la víctima se lo ponga excesivamente difícil o porque demuestren que no valen su esfuerzo en función de lo que van a sacar a cambio. Esto simplemente significa que no hay nada de lo que puedan aprovecharse (como dinero, posición social, atractivo especial, un coche molón, etc.). Cuanta menos empatía demuestre la víctima, más difícil va a ser sucumbir a los encantos del trastornado. Sin embargo, si resultas verdaderamente interesante para obtener sus fines, harán lo que sea para que caigas en su trampa, incluso verán la dificultad como un desafío muy atractivo.

Una vez que te tengan atrapad@ en su red de araña, conversarán contigo de manera sensual, tratarán de entablar una confianza, de descubrir tus historias más traumáticas, tus secretos más inconfesables, tanto a nivel sexual como en todo tipo de experiencias. Escucharán con devota atención, querrán saberlo todo de ti.

Con esto, generan una dependencia emocional que hace que te puedan manejar a su antojo en un futuro no muy lejano.

 

 

Tu alma…, ¿gemela?

 

Otra de sus habilidades es la de copiar tu comportamiento. Si tú le escribes cartas de amor con dibujos, el o la narcisista te responderá de la misma manera. Si le mandas una canción de amor al despertar te contestará con otra. Que te gustan las películas de guerra de productoras rusas y subtituladas en chino, se mostrará como experto en este tema (el cuál previamente también le “interesaba” y “seguro” que mucho antes de conocerte). Tratarán de hablar contigo de cualquier tema para conocer tus gustos y que pienses que es casi idéntic@ a ti.

Lo mismo pasa con el humor. SI eres una persona con sentido del humor, tratará de hacerse el payaso o hacer chiste de todo. Sobre esto, hay que aclarar que su sentido del humor es raro: o es humor negro, basado en las críticas a un tercero, o es un humor histriónico basado en la exageración de los acontecimientos, risas estridentes o canciones a capela que no vienen muy a cuento.

Te dirán lo mucho que te echan de menos, te estarán escribiendo durante horas por whatsApp, que te quieren, te recordarán constantemente lo muy enamorado que están, lo especial que es vuestra relación, la conexión que tenéis, que hace muchos años que no se sentía así, que nunca se ha enamorado como lo ha hecho de ti, que bla, bla, bla, y etcétera.

Lo gracioso es que estos trastornados mentales odian el romanticismo, lo aborrecen. Al no poder sentir amor, no poder enamorarse y ser incapaces de idealizar, no entienden este sentimiento. Sin embargo, conocen bien lo mucho que esto gusta y engancha, por eso lo utilizan. Saben recurrir a todo un arsenal de poemas y detalles románticos cuando, en el fondo, piensan que el amor y personas emocionales son sencillamente vomitivas.

Si la víctima tiene la libido alta, le regalará su ropa interior (¿usada?), le mandará fotos muy subidas de tono, de desnudos y poses sugerentes, para caldear el ambiente y empezar a tener pronto relaciones sexuales contigo. ¿Mola? ¡Pues no tiene ninguna gracia!

Un pequeño apunte sobre la sexualidad en los averiados:

Los narcisistas, psicópatas y sociópatas, usan el sexo como herramienta de manipulación. No viven la sexualidad como cualquier otro ser humano empático. Son pocos selectivos a nivel sexual y, al ser una estrategia para poder sacar provecho de sus víctimas, no tienen escrúpulos en hacer lo que sea (dentro del gran número de cosas que significan “lo que sea”, pues todas esas). Por muy buena técnica que tengan, suelen ser relaciones frías y mecánicas, sin ninguna conexión espiritual.

El contacto humano no les gusta, se puede decir que les repugna. Es frecuente encontrar trastornados que una vez que han consolidado la relación con sus víctimas, prefieran recurrir a técnicas autocomplacientes antes que al sexo en pareja.

 

 

Resumen de la explosión de amor narcisista

 

Esta fase es la más peligrosa porque es en la que engañan y manipulan, haciéndote creer que sois almas gemelas, para poder sacar de ti todo lo que se le antoje y usarte a su gusto sin que te reveles. Dicho de otra forma, plantan en ti la semilla del amor, mediante técnicas de conquista, halagos, apreciaciones, detalles, sexo inolvidable, etc. Todo esto es mentira. Ell@s están interpretando un papel en función de quién y cómo eres para hacerte creer que estáis hechos el uno para el otro.

 

 

Un consejo final para detectar si tu pareja es narci o psico

 

Los seres empáticos tienen miedo a enamorarse. Excepto que seas un idealista, poco realista o un adolescente, lo normal es que después de los fracasos emocionales que hayas tenido anteriormente, entres en las relaciones con cautela. En el caso de los trastornados mentales, como no hay amor no hay miedo. Es decir, como no pueden enamorarse, se lanzan a las relaciones dándolo todo desde primera, se muestran como el ser perfecto para ti, tu alma gemela, lo que siempre has querido.

Si detectas esto en tu relación, ve con cautela. Si conoces a alguien a quién le puede estar pasando, compártele esta información. Por último, cuéntanos como viviste este proceso.

Si descubres que finalmente esta persona es, lamentablemente, un ser de estos, solo puedes hacer una cosa.

¡CORRE!

No estás sol@

Psicopsiquis somos tod@s

¡Hola psicopkiller! Soy Rony Begood, un simple humano que solo desea un mundo mejor. Mi misión es conseguir que las personas logren sobrevivir al infierno que ha supuesto su relación con una pareja psicópata, sociópata o narcisista.

Yo también he sido víctima, por lo que te entiendo a la perfección. Puedo adelantarte que el duelo es largo, pero juntos podemos hacer que te sientas mejor desde ya.

Estoy aquí para guiarte y que salgas de todo esto mucho antes.

» Consúltame ahora sin compromiso.

1 Comentario

  1. Maria

    Wow, Me parece increíble.Todo me pasó tal y como lo cuentas y…en apenas 5 meses!

    El narcisista me engatusó de tal manera que dejé a mi pareja anterior, con la que estaba a distancia y no muy bien.

    Este nuevo amor era lo que siempre había querido, nuestros gustos y objetivos encajaban a la perfección y al principio era como un sueño hecho realidad y pensaba que me había tocado la lotería: un hombre sensible, guapo, inteligente, caballeroso, con cuerpazo y con éxito profesional (mucho, según Google)

    Le conté todos mis secretos, complejos y traumas y él me contaba los suyos, que ahora ya ni me creo (padre alcoholico y recientemente fallecido, madre que no le prestaba suficiente atención, accidente de tráfico…)

    Me pidió que me mudara con él al mes de conocernos y me obsesioné con él como alma gemela

    Pero desde el primer día había detalles pequeños pero que no me encajaban, como que sonriera como por obligación o que cambiara de estado de ánimo o planes con tanta facilidad
    También un día le estaba hablando a su madre de mi y empezó su insistencia de que le hablara de él a familia, amigos y publicara fotos juntos en redes sociales
    Pero poco a poco empezó a ponerme motes (crazy cat, gata loca), a venirme con paranoias (que si no le escribia por WhatsApp lo suficiente o «normal»), a compararnos con otras parejas (amigos x estuvieron desaparecidos del grupo por meses cuando empezaron juntos, para justificar que nosotros también lo hicieramos ya que me intentaba aislar bastante y yo no me dejaba)

    Además a los pocos meses empezaron a aparecer los conflictos porque sí, cada día un «a ver con qué me va a salir hoy» sin haber hecho nada. me decía que estaba hablando con mi ex o viendo a otros hombres (hasta un día tuve que enseñarle el ticket del supermercado porque no sé creía que hubiera ido a la compra) y que si yo era muy distraída, que si estaba todo el rato con el móvil… llegó hasta prohibirmelo en su presencia!

    A su vez, aparecian como setas amigas suyas de las que no tenía ni idea y eran chicas drama a las que tenía que ayudar (que si una lo había dejado con el novio, otra había perdido el trabajo, y bueno…hasta que una tenía cáncer! -precisamente con la que estaba un día que habíamos quedado para ir al cine y se presentó 40minutos tarde o me hablaba desde su cuarto de baño). Nunca las conocí, por supuesto, y el baile/tocomocho de sus historias y quedadas era muy poco claro y difuso

    Una vez en su casa, me rallé tanto que decidí mirar entre sus cosas (no me siento orgullosa de ello, pero mi intucion lo reclamaba). Aquello fue como abrir la caja de Pandora: descubrí una lista de mujeres (yo era la 124!), que tomaba anabolizantes y exageraba enfermedades y lesiones (a las cuales les achacaba sus cambios de humor por el dolor y medicación), así como un montón de documentación que demostraba que ciertas cosas (el valor del piso e incluso su nacionalidad o estudios) no eran al 100 por 100 como él las contaba

    Un asco

    Pero lo peor de todo es que cuando le planté cara me dijo que el problema lo tenía yo por invadir su privacidad, mi desconfianza, celos, etc. por lo que él ya había decidido dejarme y me dejó tiradisima, sin casa y teniendo que recoger mis cosas en 3 dias (por suerte mis amigos me acogieron)

    Intenté el contacto O, sin éxito. La verdad es que vivía pensando que a lo mejor yo también tenía la culpa, que él no era tan malo…y empezamos a acercarnos, hasta que me montó un pollo telefonico en Nochebuena y me quedé tan en shock y afectada que no sabía ni como reaccionar

    Aún así, le echaba de menos y creía que era lo mejor que me iba a encontrar (mis novios anteriores habían sido todos un poco matadillos o centrados en lo suyo), así que en pleno síndrome de abstinencia me volvió a atraer

    Pero ni si labia ni los detalles menores me hacían sentir bien y a las primeras de cambio empezaron las discusiones, esta vez sin límite

    Vivía obsesionado con qué había estado con otros hombres mientras no estábamos juntos y cogió el móvil para leer todos mis mensajes y conversaciones (yo, confiada de que no había nada, se lo ofrecí a cambio de que me dejara leer un mensaje en el suyo, pero aún así me montó un pollo tremendo sospechando de mensajes con colegas o incluso mi padre!)

    Las discusiones de que si llegaba tarde o no le escribia lo suficiente se hicieron muy fuertes

    Y, por último, dos cosas tremendas: empezó a usar el sexo para hacer las paces y creo que hasta dejarme embarazada (me decía que no era posible por su medicación, pero no me lo creo), me requería que le dijera que era suya en pleno ataque de pasión y llegó a agobiarme con que le dijera a mis amigos que habíamos vuelto y aparecieramos juntos en sus eventos (esos amigos que me acogieron cuando él me dejó tirada)

    Todo era demasiado y quería escapar, pero no sabía cómo hacerlo o no me sentía preparada para dejarle (la verdad es que ya no era enamoramiento, sino trauma y obsesión)

    Pero un día, que iba a ver a mis amigos y le dije que no fuera, empezó a meterse con mi ropa y a decir que estaba demasiado arreglada, así que iba a ver a otros hombres no a mis amigos si iba vestida así. Yo ya no podía más y esto me parecía demasiado, un atentado total contra mi libertad. Así que le dije entonces que no podía más, que le quería pero que no podía estar con él… Y desaté su ira! Me encerró en la habítación y empezó a destrozarme la ropa, haciéndome daño y dejándome arañazos y moratones. Me arrancó la cadena que me había regalado y me dijo que no la merecía.

    Me dio un ataque de ansiedad y creo que se dio cuenta de lo que estaba haciendo y volvió en sí. Se puso como loco a darse golpes y hablar de suicidio, que no quería ser como su padre. Me pidió que aunque entendía que habíamos terminado, no le dejara solo en ese estado e incluso llegó a meterse unas pastillas en la boca, que le quité e hice escupir. Intenté calmarle olvidándome de lo mio.

    Pero a la mañana siguiente me vi las marcas y me entró mucho agobio, así que quise salir de allí corriendo, aunque él se indignó al verme recoger mis cosas. Pero le dije que solo necesitaba tiempo, que seguíamos juntos, en parte porque no era capaz de dejarle y en otra porque me daba miedo que volviera a pasar algo tan fuerte.

    Pero por suerte, al ver a mis amigas, me hicieron tener perspectiva por fin (había estado tan absorbida por él y en su casa, que no tenía otro punto de vista que no fuera el suyo, siempre justificándose y hablando sin parar) y me ayudaron a enviar ese mensaje que llevaba tiempo pensando escribirle y no había tenido el valor de hacerlo, para dejarle definitivamente. Me respondió al segundo, diciendo que él me iba a a mandar lo mismo, que tenía que valorarse, que estaba claro que no le respetaba.

    Ni una disculpa ni nada, me quedé a cuadros. Lo pasé fatal y le pedí a mis amigas que lo bloquearan de redes sociales (no quería saber cómo hacerlo para no deshacerlo, porque sé y me he sentido tentada a hacerlo… Aunque él me ha bloqueado de todo también)

    Lo más fuerte? Al tercer día de esto, él ya estaba en Apps de ligar, buscando a su nueva víctima con una foto que le había hecho yo la semana anterior y declarándose «recientemente soltero».

    Mientras tanto, yo sigo intentado recuperarme aún no sé bien cómo y, pese a todo, resistir la tentación de contactarle de nuevo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LA GUÍA DE RONY BEGOOD

Obtén la guía de Rony Begood en Amazon

21 días de contacto cero

» Obtenla en Amazon.es

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

ARCHIVOS

Pin It on Pinterest

Share This